IGLESIAS DE LA VILLA

SAN NICOLÁS

 Fernando III el Santo fundó dos barrios o collaciones bajo la advocación de San Nicolás en la ciudad tras la conquista de ésta, una en la Villa la cual nos ocupa y otra en la Axerquía, destruida. De esta iglesia de San Nicolás de la Villa, tenemos noticias desde el 1264, pero de su estructura primitiva en la actualidad solo nos queda la fachada sur [Foto 01] porticada con dos accesos y la fachada oeste, sin puerta . La fachada lateral que da acceso a la Plaza de San Nicolás denominada puerta del Evangelio localiza su torre [Foto 2], única entre las iglesias románicas.

El Edificio

  La Iglesia de San Nicolás de la Villa presenta la planta de tres naves, orientadas de oeste a este, donde se encuentra la cabecera. Ésta está compuesta por tres ábsides de forma rectangular, diferenciándose así de las restantes. Las naves se comunican entre sí por tres grandes arcos apuntados [Foto 4], que descansan sobre pilares cruciformes. 
 La nave central se cubre por un artesonado de madera del s. XVI, las laterales son falsas bóvedas de aristas góticas [Foto 5]. La puerta de la fachada principal (oeste) no existe, fue derribada en el s. XVII para construir el coro de madera. La portada del lado de la Epístola en la fachada sur, si mantiene su aspecto medieval, arco apuntado decorado con punta de diamante, con arquivoltas de fustes lisos y capiteles corridos decorados con bellos motivos vegetales [Foto 6].

  En el pórtico podemos encontrar los restos de las columnas pertenecientes a la antigua mezquita [Foto 1]. La torre, se levanta sobre la base cuadrada del minarete de la mezquita y que claramente se inspira en ellos. Es poligonal [Foto 2] en el cuerpo inferior, sobre el que se levanta otro octogonal, rematada con un tercero mucho más pequeño, de cuerpo cuadrado. Según la inscripción situada junto a la puerta, que nos dice que fue construida en tiempos de los Reyes Católicos en el 1496, época en la que estuvieron en Córdoba.

ACCESO: Se realiza  de forma accesible por la puerta de la Epistola (sur) que cuenta con una rampa. Para entrar al templo se llama a la sacristia para acceder por ella.

SAN MIGUEL

Las primeras noticias de la existencia de la Iglesia de San Miguel datan de 1249, habiéndose aprovechado una antigua mezquita de barrio, tal como sucedió con otras collaciones o barrios; las de San Lorenzo y Santiago. De hecho existen documentos que atestiguan que desde el momento de la Reconquista hasta la construcción del templo cristiano, se usa para el culto sin sufrir transformaciones ni reformas la mezquita. El templo está localizado próximo al antiguo foro romano colonial, centro administrativo, político y religioso cuando esta era Colonia Patricia de Roma.

 El Edificio

   El exterior de la iglesia es de igual orden arquitectónico que el resto de las iglesias de la Córdoba cristiana, como las de Santiago o la Magdalena, Sta. Marina, San Lorenzo o San Pablo, contando en su fachada principal un gran rosetón en el frontón [Foto 1] y [Foto 2].
 Este rosetón, constituye el elemento más característico y unificador del conjunto estos templos, denominados » Iglesias Fernandinas».
  El edificio se orienta de este a oeste, conserva en su ala sur, una capilla mudéjar [Foto 3] con una cúpula del mismo estilo en su interior y un arco de tipo califal enmarcado en un alfil y cubierto de un tejaroz, en el exterior [Foto 4].
Al igual que ha ocurrido con otras iglesias, esta también ha sufrido reforma a lo largo del tiempo, tanto en el exterior con la construcción de una torre de estilo barroco pero aprovechando el antiguo alminar, como en el interior. El templo de planta cuadrada se divide en tres naves, separadas por altos arcos ojivales [Foto 5], con sendos ábsides, el central poligonal y cuadrados los laterales con bóvedas de crucería [Foto 6] y [Foto 7]
  En la fachada norte, la puerta consta de arcos ojivales decorada con zigzag lombardos [Foto 8]. El interior ,consta de tres naves de crucería y artesonados mudéjares de gran altura. Los altares cuenta con unos bellos retablos de talla barroca [Foto 7].  
ACCESO: Se realiza por la puerta del Evangelio (sur), que posee una rampa móvil, para salvar el pequeño escalón [Foto 3]. 

SAN PABLO

Quizás sea ésta la más antigua de todas y sin duda también la más interesante de Córdoba, después de la Mezquita Catedral. La iglesia forma parte del Convento de San Pablo el Real, hoy en ruinas , fundado por Fernando III el Santo en el 1241, situado cerca de la muralla que unía los barrios de la Axerquia y de la Villa, una de las principales vías de la ciudad.

El Edificio

  Está construida sobre un antiguo palacio almohade, el cual lo fue a su vez sobre el antiguo circo romano del periodo colonial. En el interior del templo, aún se conserva un recinto con bóveda de nervios entrecruzados islámico y parte de los muros de la antigua construcción hispano-musulmana. La estructura románica existente, recuerda el monasterio de Poblet y los inicios de la escuela cisterciense. Lo que da ese carácter único a este templo, es que en él vamos a encontrar muestras de todos los estilos.
y artes existentes en todas las épocas, desde la romana al modernista. El edificio es de planta rectangular, [Foto 01] con tres naves, rematadas con sendos ábsides, [Foto 02] el central poligonal, como las restantes iglesias, que se comunican entre si por cuatro arcos, a los que se superponen otros superiores ciegos de forma ojival [Foto 03].
La cubierta de la nave central muestra el rico artesonado mudéjar original [Foto 04]. La portada del lado del Evangelio, es de principios del siglo XV, es abocinada con arco de medio punto, arquivoltas, cubierta con un tejaroz de madera [Foto 05]. La Capilla de la Expiración, a los pies del templo, se remonta hasta el periodo califal, como lo demuestra al estar construido el muro a soga y tizón, conteniendo en ocasiones más de un tizón y algunas ventanas mudéjares [Foto 06]. En el s. XIX es reconstruida y re-decorada en estilo neomudéjar imitando las yeserías del la Mezquita-Catedral. La portada principal fue reformada a finales del s. XVI  [Foto 07] y de la que solo ha permanecido su bello rosetón románico [Foto 08]. La portada que da acceso al compás, es del s. XVIII,  está enmarcada por dos columnas salomónicas de mármol gris [Foto 09]. 
El acceso al templo se hace de forma accesible por la puerta del Evangelio, en la calle San Pablo [Foto 05].

SANTO DOMINGO DE SILOS

Este templo al igual que los anteriores de la Villa, hunde sus cimientos en templos más remotos, romanos y visigodos, tal como atestiguan restos arqueológicos. Se tiene noticias que aquí estaba ubicado un templo visigodo dedicado a San Jorge. Los musulmanes la convierten en fortaleza, gracias a su alta torre. Cuando Fernando III tomo la ciudad , decidió erigir sobre este edificio un templo bajo la advocación de Santo Domingo de Silos.

El Edificio

  Se sabe que la collación o barrio fue fundado en el mismo año de la toma de la ciudad, 1236, pero que fue pasado mediados de siglo cuando se inicia la construcción de la iglesia. En la actualidad solo queda del edificio original los arcos formeros, apuntados con escasa molduración. Los pilares de sección cuadrada con baquetones acodados en la sala principal del Archivo [Foto 01]. En 1397, está fechada la construcción de la Capilla de la Concepción, la única existente in situ en la actualidad.
En esta pequeña capilla, se puede apreciar la misma bóveda de cruceria [Foto 02] con baquetones y arcos bajos, semejantes a las bóvedas existentes en las restantes iglesias fernandinas [Foto 03]. La iglesia constaba  originariamente de tres naves de crucería, bastantes elevadas y sus puertas semejantes a las de San Miguel y Sta. Marina. 

 Igualmente contaba con una capilla semejante a la de San Lorenzo. El muro del ábside de este templo está integrado en una casa, por lo que no se puede apreciar y de su fachada principal sólo queda el rosetòn [Foto 04].  Su torre fue destruida a finales del s.XVII, para ser levantada la actual en el s. XVIII [Foto 05]. En la actualidad este templo se ha convertido en el Archivo Histórico Provincial.
  La visita al archivo es pública, pero su acceso se realiza a través de la puerta de la calle Pompeyos, que cuenta con escalones, o previa cita, se puede relizar através de la puerta de la misma Plaza de la Compañía, que es de plataforma única [Foto 06]. El Edificio cuenta con plataforma elevadora  [Foto 07] para acceder al patio barroco [Foto 08] de la casa aneja al Archivo Histórico.

Para visitar el Archivo Histórico y la Capilla de la Iglesia de Santo Domingo, concertar cita en: Archivo Histórico

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *